Adiós Lifan y Nordex en Uruguay

Las ensambladoras de vehículos 0 kilómetro Lifan y Nordex cerraron debido a la caída de ventas a Brasil y más de 400 trabajadores fueron enviados al seguro de desempleo. La situación se suma al cierre de Chery que ocurrió el año pasado.

Las armadoras de vehículos Lifan (cuya planta se encuentra en San José, Ruta 1) y Nordex (César Mayo Gutiérrez) detuvieron su producción a raíz de la caída de las ventas a Brasil.

Lifan hace ya algunos meses que detuvo su actividad y envió al seguro de paro a sus 270 empleados.

Por su parte, la firma Nordex, que ensambla en Uruguay las marcas Kia, Geely Dongfeng, y camiones Renault, también detuvo sus actividades y derivó al seguro de desempleo a 170 trabajadores.

Ambas ensambladoras esperan volver a producir, aunque en distintos plazos, según informó El País.

El cierre de las empresas se debe a la crisis que atraviesa Brasil, el principal comprador de vehículos que se armaban en Uruguay. La situación económica, la crisis política, el tipo de cambio y la caída de las ventas han sido determinantes.

Según se informó, Lifan también recurrió al mercado argentino, pero ingresar a él todavía llevará tiempo.

El cierre de Chery

La paralización de la producción de Lifan y Nordex se suma a la decisión que tomó en mayo de 2015 la ensambladora china Chery de detener su actividad a raíz del pronunciado descenso en la producción y exportaciones.

Dos meses después, Chery, cuya planta de ensamblado se encontraba ubicada en Camino Carrasco, abandonó el país, con lo cual se perdieron 350 puestos de trabajo en forma definitiva.

El presidente del Banco Central del Uruguay, Mario Bergara, había expresado días pasados que “la caída en la compra de autos en Brasil es de 40%”.

La Unión de Exportadores del Uruguay informó que el año pasado las exportaciones totales de automóviles experimentaron  una caída de 41,3% medida en dólares, respecto al año anterior.

¿Que opinas? Déjanos un comentario :)